¿Qué es una landing page?

Una landing page, también conocida como página de aterrizaje, es aquella página de tu sitio web que tiene la finalidad de alcanzar un objetivo específico, como una suscripción, una descarga o una venta. Comúnmente se utiliza en todo tipo de campañas.

Para que tu landing page funcione, debes tener en cuenta una serie de elementos como la redacción del contenido, el diseño o los botones donde hará clic el usuario.

Pero conseguir una página visualmente atractiva, original y persuasiva no siempre es fácil. A continuación te explico todos los detalles que debes tener en cuenta y cuáles son los errores más comunes que debes evitar para conseguir una landing page efectiva y que te ayude a alcanzar tus objetivos de negocio.

Pasos para redactar una landing page

Debes tener en cuenta los siguientes elementos:

  1. Redacta el contenido. Debe proporcionar información útil y relevante para tu negocio, así como sonar persuasivo para el público objetivo.
  2. Incluye elementos multimedia. Acompañar el texto de imágenes y/o vídeos ayudará a organizar y resumir el contenido, a que el usuario asimile mejor la información o incluso permitirá proporcionar información extra.
  3. Añade botones de llamada a la acción. A lo largo de la landing page y en diferentes secciones, añade diferentes botones con el objetivo de convertir las visitas en clientes. Para el texto de estos botones, evita generalismos como “Suscríbete” y utiliza textos convincentes como “Quiero acceder a la comunidad” o “Quiero mi guía gratuita”.
  4. Elige un diseño atractivo. Escoge cuidadosamente el tema de tu landing page, procurando que cada sección quede bien diferenciada y que todos los elementos se visualizan correctamente.
  5. Personaliza las tipografías. Combina 2 o 3 tipografías para tus títulos, subtítulos y párrafos. Comprueba que son claras y legibles, y evita tipografías demasiado distorsionadas o decorativas, ya que dificultarán la lectura y pueden provocar que el usuario pierda interés.
  6. Escoge los colores. Incluye los colores de tu marca de forma inteligente, que combinen entre sí y que ayuden a contrastar el texto sobre el fondo seleccionado.

Secciones que debe tener tu landing page

  1. Título → Introduce la solución o beneficio de aquello que ofreces. Ejemplo: Aumenta tu visibilidad en Redes Sociales sin esfuerzo.
  2. Subtítulo → Justifica que tu producto/servicio es para el usuario, derribando posibles objeciones. Ejemplo: Con esta guía aprenderás a aprovechar el potencial de las Redes Sociales. Aunque te parezca imposible, podrás convertir el perfil de tu negocio en todo un referente.
  3. Detalles → Proporciona información detallada sobre el producto o servicio. Por ejemplo, si se trata de una guía o una clase, muestra el índice de contenidos. Si se trata de una mentoría, indica los puntos que serán tratados.
  4. Beneficios → Describe cuáles son los beneficios que obtendrá el usuario sobre aquello que ofreces.
  5. Biografía → Descríbete brevemente. Cuenta cuáles son tus competencias y por qué vas a ofrecer al usuario la mejor solución.
  6. Prueba social → Incluye logos y testimonios de clientes relevantes que hayan supuesto un caso de éxito para tu negocio. Si puedes proporcionar los testimonios en vídeo, resultarán mucho más convincentes.
  7. Formulario → Termina la página con esta sección para que las visitas interesadas puedan ponerse en contacto contigo o solicitar tu producto o servicio. También te recomiendo incluir algunos botones en diferentes secciones de la landing para dirigir directamente al formulario (teniendo así más oportunidades de obtener leads o cerrar ventas).

Consejos para crear tu landing page

  • Utilizar las preguntas frecuentes. Esto te dará la posibilidad de repetir tu propuesta de valor pero en forma de pregunta y respuesta, de modo que dejará de sonar repetitivo.
  • Presentarte en vídeo. Por muy profesional que se vea tu contenido, la mejor manera de generar autoridad, dar confianza y conectar con tu público es hablándole directamente en vídeo. Insértalo en una parte visible de tu landing page para obtener un buen número de reproducciones.
  • Combinar diferentes colores. Si quieres llamar la atención de tus visitas, no puedes utilizar el mismo color para los títulos, los botones de llamada a la acción, etc. Si repites los mismos colores, perderás la oportunidad de impactar o sorprender.
  • Diferenciar cada bloque. Divide el diseño de tu landing page en diferentes bloques, que puedes diferenciar con diferentes colores de fondo. De ese modo, el usuario no se perderá.
  • Acompañar el texto de imágenes. Te permitirán captar la atención de los usuarios sobre el contenido más importante, pues el cerebro procesa las imágenes 60.000 veces más rápido que los textos.

Errores que debes evitar con tu landing page

  • Utilizar títulos demasiado largos. Debes redactar títulos breves, claros y directos, que sean fáciles de comprender. No caigas en el error de pensar que cuanto más largo, más información aportas, porque realmente puede abrumar a los usuarios o dejar de sonar convincente. Por ejemplo, el título “Cómo mejorar tu visibilidad en Redes Sociales de forma eficaz sin perder tu tiempo” suena demasiado largo, y podría cambiarse por “Aumenta tu visibilidad en Redes Sociales sin esfuerzo”.
  • Tener puntos de fuga. Evita incluir enlaces a Redes Sociales, menús o banners publicitarios. En el resto de páginas de tu sitio web es correcto incluir estos elementos de navegación o enlazado, pero no en una página cuyo objetivo es retener a los usuarios para convencerles de que terminen comprándote.
  • Ocultar información. Debes describir en profundidad aquello que ofreces al usuario, sin letras pequeñas u omitiendo información importante. Indica cuál es el paso a paso a seguir para comprarte, cómo será la relación después de la compra y para qué utilizarás sus datos personales que introduzca en el formulario.
  • Indicar el precio sin justificar el valor. No es suficiente indicando el precio de tu producto o servicio, sino que debes acompañarlo de los beneficios, de si se trata de una oferta, de si existe una cuenta atrás para obtener un descuento…
  • No utilizar códigos de seguimiento. Incluir códigos de seguimiento, como el de Google Analytics, es algo imprescindible para medir el tráfico que obtiene tu página y analizar así el rendimiento de la misma.